.
 
 
 


contacto
contacto


AVISO... Lunes 20 de noviembre CERRADO por disposición oficial (sábado 18 sí habrá clase) :: Chantal en Colombia del 17 al 22 de noviembre
  Janu Sirsasana Anteriores:
 

 

JanuSirsasana1

Introducción – usando yoga para equilibrar y regular el ciclo reproductivo

 

Las mujeres son testigos de un constante ciclo de creación y renovación dentro de sus cuerpos. Para ellas es especialmente importante tomar un acercamiento consciente y sensible a la práctica del yoga, ya que las diferentes posturas producen diferentes efectos. Tú puedes nutrir un estado de buena salud reproductiva haciendo las posturas adecuadas en el momento correcto de tu ciclo menstrual. Esto ayudará a la fertilidad y a una menstruación saludable y llevará a una transición suave a la menopausia.  Sin embargo, Janu Sirsasana es una postura de gran beneficio tanto para las mujeres así como para los hombres.

Janu Sirsasana – Postura de la cabeza en la rodilla

 

Esta postura es particularmente beneficiosa para ayudar a regular el ciclo reproductivo. Tonifica el útero y los ovarios y ayuda a mantener el equilibrio hormonal. Si el flujo menstrual se prolonga o es excesivo, o si tus períodos son infrecuentes o dolorosos, una práctica regular de esta postura te ayudará a llevar el ciclo de regreso al estado normal. Reduce la presión sanguínea y el dolor e hinchazón en las mamas o el abdomen. Disminuye los dolores de cabeza de la menstruación y reduce la ansiedad de alimentos ya que los niveles de azúcar en la sangre se estabilizan. Janu Sirsasana también aumenta la circulación en el área genital y ayuda a mantener la salud vaginal.

Las bases

 

Siéntate en Dandasana con las piernas extendidas al frente. Relaja la pierna derecha y usa tus manos para doblar tu rodilla derecha y llévala hacia fuera. Mientras haces esto, no perturbes la alineación de tus caderas e isquiones. Mantenlos cuadrados al frente.

 

Los alumnos principiantes deben colocar el pie derecho contra la raíz del muslo interno izquierdo. Los alumnos más avanzados pueden llevar el talón derecho más hacia la ingle del mismo lado, de modo que la rodilla derecha se mueve más hacia fuera y atrás (pero haz esto alargando la ingle derecha y abriendo la articulación de la cadera, en vez de mover la cadera derecha hacia atrás y fuera de la alineación con la izquierda). El pie debe plantiflexionarse y la espinilla rotar hacia delante de manera que la planta del pie gire hacia arriba. Si no puedes apoyar la rodilla derecha en el piso, coloca entonces una cobija plegada por debajo de la rodilla para que esté apoyada.

 

JanuSirsasana2

Columna Cóncava

 

Coloca tus manos detrás de ti y presiona las yemas de los dedos en el piso. Lleva el sacro hacia dentro y elévate desde tu pubis. A medida que te eleves y alargues tu tronco, rota tu ombligo y esternón para alinearlo con la cara interna de la pierna izquierda. Mantén esta alineación y en una inhalación extiende ambos brazos sobre tu cabeza con las palmas mirando hacia dentro. Presiona las piernas en el piso y elévate de forma pareja por ambos lados del tronco. Lleva los omóplatos hacia el cuerpo, eleva el esternón y abre el pecho.

 

En una exhalación flexiona tu tronco hacia delante desde las caderas mientras continúas guiando con tu esternón y agarra el pie izquierdo con ambas manos. Si esto es difícil de hacer con la columna extendida, entonces usa un cinturón alrededor de tu pie para incrementar el alcance de tus brazos. Hala hacia arriba con tus brazos mientras resistes firmemente hacia abajo con tu pierna izquierda. Baja los omóplatos en la parte de atrás del cuerpo mientras miras hacia arriba y curvas la columna torácica hacia dentro.  

 

Este es un estiramiento asimétrico por lo que tendrás que trabajar duro para estirar el torso del lado de la pierna doblada. Mantén presionando hacia abajo la rodilla derecha flexionada mientras giras tu ombligo hacia la pierna extendida. Las costillas del lado derecho necesitan moverse hacia dentro y hacia arriba.

JanuSirsasana3


Postura Final

 

En una exhalación separa y levanta los codos mientras extiendes tu tronco hacia delante sobre tu pierna izquierda. Eventualmente tu cabeza se apoyará sobre tu espinilla izquierda. Mantén el cuello  largo y relajado y los ojos y la cabeza en calma. Alarga los lados del pecho y las axilas mientras llevas los codos hacia fuera. Aleja los hombros de tu cuello. Mientras más tiempo puedas permanecer en la postura  más refrescante y calmante es el efecto.

Para salir de la postura inhala y levanta la cabeza y tronco mientras regresas a la primera etapa. Suelta las manos y siéntate erguido. Regresa a Dandasana y repite del otro lado.

 

Para Mujeres Menstruando o para los que tienen isquiotibiales rígidos

 

Cuando estés menstruando, pasa rápidamente por la primera etapa de la postura con la cabeza hacia arriba. Tu enfoque debe estar en relajarte en la etapa final con el cerebro en calma y la cabeza apoyada. Para aquellos que luchan por llevar la cabeza a la espinilla, usen una cobija plegada debajo de sus nalgas para ayudar en la flexión del tronco y coloquen un bolster o cobija plegada debajo de la cabeza.

 

Texto: Paul King (con referencias de “El Libro de Yoga para la Mujer”, de Bobby Clennell).

Modelo: Gerardo Grobet