.
 
 
 


contacto
contacto


AVISO... Lunes 20 de noviembre CERRADO por disposición oficial (sábado 18 sí habrá clase) :: Chantal en Colombia del 17 al 22 de noviembre
  Ubhaya Padangusthasana Anteriores:
 

UbhayaPadangusthasana

Ubhaya Padangusthasana 

(Postura de Ambos Dedos Gordos de los Pies)

 

Esta es una postura de equilibrio cuya práctica es contraindicada durante la menstruación. Tonifica los órganos abdominales y rejuvenece toda la columna vertebral.

 

La Preparación

 

Siéntate en el piso en Dandasana con las piernas estiradas al frente. Activa los músculos de las piernas presionándolos firmemente hacia la parte posterior de tus piernas de manera que las rótulas se muevan hacia las ingles. Desciende la parte interna de los muslos hacia el piso de manera que las rótulas apunten perfectamente hacia el techo y extiende las caras internas de las piernas llevando el interior del los pies bien al frente. Siéntate erguido, extendiendo los lados del tronco hacia arriba y lleva la columna dorsal hacia dentro del cuerpo. Estira los brazos, y rota la parte externa de los hombros hacia atrás y lleva los músculos trapecios hacia abajo. Estas son las acciones que requerirás en la siguiente postura.

 

La Postura

 

Para entrar en la postura flexiona las rodillas, acercando los pies a los glúteos. Una manera de entrar a la postura, es tomando los dedos gordos de los pies con tus dedos pulgar, índice y medio, y colocando los brazos por fuera de las piernas. Esta versión presenta una oportunidad para compactar mejor las caderas y evitar que los muslos se giren hacia fuera. Relaja las ingles y eleva ligeramente los pies del piso, balanceándote sobre los isquiones. Exhala y estira ambas piernas hacia arriba y al frente. Estira también los brazos, y como en Dandasana, presiona los muslos firmemente hacia la parte posterior de tus piernas, dicho en otras palabras, aleja los muslos de tu pecho. Son estas firmes acciones de los brazos y piernas las que te ayudarán a mantener el equilibrio. Jala con los brazos bien estirados para alargar más la columna vertebral, mientras continúas resistiendo con las piernas. Extiende las caras internas de las piernas llevando el interior del los pies bien al frente, y extiende también las plantas de los pies. Lleva la cara interna de los muslos hacia el piso.

 

La columna lumbar se alarga hacia arriba y la columna dorsal empuja hacia dentro del cuerpo para hacer cóncava la parte alta de la columna tanto como sea posible. Aunque los brazos se extienden hacia delante y arriba, la parte externa de los hombros debe rotar hacia atrás y los hombros y los músculos trapecios deben descender alejándose de las orejas.

 

Sostén la postura unos 30 a 60 segundos con respiración normal y luego flexiona las rodillas y descansa los pies en el piso. Encontrar y sostener el equilibrio puede tomar algo de práctica al principio. Mientras más fuerte jales con los brazos y resistas con los muslos, más fácil será alargar la columna y equilibrarte con estabilidad.

 

Modelo: Claudia Cortés

Texto: Paul King